1922-23

En la noche de fin de año de 1922 un incendio destruye el Goetheanum. A pesar de ello, continúa ininterrumpidamente los actos artísticos y las conferencias, que se realizan en la carpintería, justo al lado de las cenizas del incendio. A causa de la enfermedad que irrumpe en otoño de 1924, Steiner sólo tiene tiempo de esbozar la maqueta del exterior de un segundo Goetheanum que se construirá en hormigón y concluirá en 1928.