Primera Clase de la Escuela Superior Libre para la Ciencia Espiritual

La tarea de la Primera Clase de la Escuela Superior Libre la esbozó Rudolf Steiner de la siguiente manera: "En general, una persona habrá de conocer el mundo espiritual primero en forma de ideas. Esta es la manera de cultivar la ciencia espiritual en la Sociedad Antroposófica General. Habrá sin embargo personalidades que quieran participar en un tipo de exposiciones del mundo espiritual que se elevan desde la idea hasta la forma de expresión tomada del mundo espiritual mismo. Y también habrá aquellos que quisieran conocer los caminos hacia el mundo espiritual para recorrerlos con su propia alma. Para aquellas personas estarán a disposición las Tres Clases de la "Escuela"

(Rudolf Steiner, in: N 1924, Nr. 2; GA 260a, S. 108 f.)

Origen, desarrollo y práctica actual

Con motivo de la fundación de la Sociedad Antroposófica General durante el Congreso de Navidad de 1923/24, Rudolf Steiner describe la Escuela Superior Libre para la Ciencia Espiritual, y como director de la misma comienza inmediatamente a organizar su funcionamiento. Su intención es conformar una estructura de Secciones (facultades) y tres niveles de Clases.

Para los miembros de la Primera Clase, Rudolf Steiner dicta en el transcurso del año 1924, dentro de la Sección Antroposófica General, 38 clases esotéricas (Klassenstunden), de las cuales 26 tuvieron lugar en Dornach. Estas se componen de un estudio completo básico espiritual de 19 conferencias entre el 15 de febrero hasta el 2 de Agosto de 1924, algunas clases dictadas en otros lugares así como siete clases más desde el 6 de septiembre hasta el 20 de septiembre de 1924, que retoman de forma modificada el contenido de la primera parte de las 19 clases. Así mismo, Rudolf Steiner planeaba instituir la Segunda y Tercera Clase, lo que  por su enfermedad y muerte no le fue permitido llevarlo a cabo.

Ya desde 1904 hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial, Rudolf Steiner dirigió una escuela esotérica, que de acuerdo con tradiciones esotéricas comprendía tres unidades (Cf. GA 264-266/I-III).  Las Tres Clases de la Escuela Superior Libre para la Ciencia Espiritual se entienden como una continuación y metamorfosis de esta Escuela.

Las clases esotéricas dictadas por Rudolf Steiner para la Primera Clase en la Sección Antroposófica General contienen versos meditativos con sus respectivos comentarios. Él se mantuvo firme en que los contenidos esotéricos de esta "Escuela de Micael" quedasen dentro de un círculo de personas cuyos miembros cumplen con ciertas condiciones: la decisión de recorrer un camino de desarrollo meditativo, el ánimo de cooperar, y la disposición de representar a la antroposofía  en la vida práctica (cf. GA 260a). Las clases fueron taquigrafiadas con el consentimiento de Rudolf Steiner.

Tras la muerte de Rudolf Steiner, las transcripciones fueron usados para volver a dictar este curso esotérico a los miembros de la Primera Clase, primero por los miembros de la Junta Directiva en el Goetheanum, después también por  "lectores" designados por la junta directiva. Hasta hoy se han formado numerosos círculos de lectores que se ocupan de las preguntas en el trabajo de la Primera Clase de la Escuela Superior y que proponen a la dirección de la Sección Antroposófica General nuevos lectores para su aprobación. La dirección de la Sección Antroposófica General hoy en día está encomendada a los miembros de la Junta Directiva en el Goetheanum mediante la dirección de la Escuela Superior.

Junto con la forma, el contenido de la Primera Clase tal como Rudolf Steiner lo entregó, se desarrollaron las así llamadas "clases dictadas libremente" en las que las interpretaciones de los mántrams son llevadas a cabo en forma individual por el Lector o Lectora. Además hoy en día se cultiva también el trabajo en forma de conversación de diferentes maneras. Fundamento y condición para esta y otras formas posibles de trabajo en conjunto, es  el trabajo meditativo individual con los mántrams.

En el transcurso de las décadas posteriores a la muerte de Rudolf Steiner, los contenidos de las clases no solo se mantuvieron en  el círculo para el cual estaban destinados y fueron publicados de forma cuestionable. Por esta razón, la Sociedad para la gestión del legado de Rudolf Steiner (Rudolf Steiner-Nachlassverwaltung) decidió en 1992 en cooperación con el Vorstand del Goetheanum, publicar estos textos como parte integral de la obra completa de Rudolf Steiner. Aún cuando hoy en día cualquiera puede acceder a estos textos no pensados para el estudio individual, los miembros de la Escuela Superior, acorde con los requisitos fundamentales para la afiliación a la Escuela Superior Libre para la Ciencia Espiritual (Cf.. GA 260a), trabajan en estos contenidos de un modo que la palabra hablada y escuchada esté en el centro de atención.